miércoles, 18 de marzo de 2015

Dan a prorrusos autonomía de 3 años



Ucrania concedió ayer a los territorios bajo control separatista una autonomía de tres años condicionada a la celebración de unas elecciones bajo supervisión internacional, ley que fue rechazada de antemano por los rebeldes y por Rusia.


"El régimen se aplicará de manera provisional, por un plazo de tres años, desde el día de entrada en vigor de dicha ley", señala el documento. La ley aprobada por la Rada Suprema (legislativo) es casi idéntica a la de septiembre de 2014, ya que ambas vinculaban el autogobierno con la convocatoria de comicios locales en las áreas rebeldes. Como entonces, las fronteras de las zonas prorrusas que se beneficiarán de la autonomía están delimitadas por la línea de separación establecida en el Memorándum de Paz de Minsk de septiembre de 2014.


Se trata de las ciudades, municipios y aldeas de las regiones orientales de Donetsk y Lugansk que se encuentran entre la frontera ruso-ucraniana y la línea de frente estabilizada en septiembre del pasado año.


Es decir, aquellos territorios que fueron conquistados por los rebeldes después de la firma de dicho documento, como el aeropuerto de Donetsk y el estratégico nudo ferroviario de Debáltsevo, capturados en la ofensiva insurgente de enero y febrero pasados, quedan fuera de dicha ley de autogobierno. Como condición para recibir dichas competencias, las zonas prorrusas deben celebrar elecciones locales según la legislación ucraniana y los estándares democráticos internacionales.


Los comicios deben contar con la presencia de observadores electorales del Consejo de Europa, de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) y de otras organizaciones internacionales.


Además, del territorio nacional deben ser replegados todos los grupos armados ilegales y el armamento, en alusión a las milicias separatistas y a las tropas rusas supuestamente desplegadas en la zona.


Los separatistas y Rusia rechazaron de antemano dicha ley al considerar que supone una violación de los acuerdos de paz de Minsk firmados el pasado 12 de febrero, aduciendo que éstos no vinculan directamente la concesión de autonomía a las elecciones.


"Este es un brusco retroceso de los acuerdos de Minsk, de toda la concepción acuñada el 12 de febrero y que contempla consensuar todos los pasos con los líderes del sureste", dijo Serguéi Lavrov, ministro ruso.


Efe







via Internacional, El Siglo de Torreón http://ift.tt/1AYgIPs

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada