viernes, 20 de marzo de 2015

El destino depara un duelo fratricida que reedita la final Madrid-Atlético



Actualizado hoy hace 17 minutos


EFE






Butragueño: "Atlético es un equipo muy detallista"


Butragueño: "Atlético es un equipo muy detallista"

Lista de videos video




NYON -- Real Madrid y Atlético de Madrid reeditarán la final de la Liga de Campeones de la temporada pasada con un doble duelo fratricida en unos cuartos de final en los que el Barcelona, que se enfrentará al París Saint Germain, intentará recuperar su reinado con el duro escollo del conjunto francés.


En la casa blanca prácticamente había tres equipos que no querían ver ni en pintura antes de la final. Barcelona, Bayern de Múnich y Atlético de Madrid estaban rodeados con un círculo como clubes a evitar en el sorteo. Sin embargo, la suerte deparó que el Atlético de Madrid, "coco" este año de los blancos, sea su rival a batir.


Será la eliminatoria más atractiva de todas las de cuartos de final. La reedición de la final del curso pasado que se decantó del lado merengue con una victoria muy trabajada por 4-1, estará en el foco informativo de todo el planeta fútbol.


El Real Madrid no puede vivir de aquel recuerdo. Esa victoria, forjada con el tanto agónico de Sergio Ramos en el minuto 93 que forzó la prórroga, es una excepción a la regla. Después de aquel encuentro, ambos clubes han disputado seis partidos entre Supercopa de España, Copa del Rey y Liga.


El resultado ha sido desolador para los hombres de Ancelotti. Empataron 1-1 en la ida de la Supercopa; perdieron 1-0 en la vuelta; en la Copa del Rey, perdieron 2-0 y empataron 2-2; y en la Liga, cayeron 1-2 y sufrieron un grave descalabro no hace mucho con un escandaloso 4-0 en el estadio Vicente Calderón.


El recuerdo es mejor para los blancos en la historia de la Copa de Europa. Aparte de la final, ambos clubes se cruzaron en las semifinales de la edición del curso 1958/59. No había valor doble de los goles a domicilio y tras un 2-1 en el Bernabéu y un 1-0 en el Calderón hubo partido de desempate que se llevó el Real Madrid tras vencer 2-1 en La Romareda.


Por todos estos datos, por el irregular momento del Real Madrid y por el dominio rojiblanco este año, tal vez Emilio Butragueño reconoció después del sorteo que no hay favorito en la eliminatoria. Ésta será la más dura e intensa de todos los cuartos de final.


Más optimista se mostró Jordi Mestre, vicepresidente del área deportiva del Barcelona, que declaró con contundencia que su equipo es favorito ante el París Saint Germain. El conjunto parisino es uno de los equipos más en forma del continente, sobre todo tras eliminar al Chelsea en Stamford Bridge con un jugador menos por la expulsión de su estrella Zlatan Ibrahimovic.


Esa será una de las ventajas del cuadro azulgrana. Su rival no podrá contar con el delantero sueco y con su otra figura, el italiano Marco Verrati, también sancionado. Sin ambos, el cuadro de Luis Enrique Martínez debe aprovechar el choque de ida en París para después rematar la faena en al Camp Nou.


El París Saint Germain-Barcelona será una reedición de los cuartos de final de la temporada 2012/13. Aquella eliminatoria se la llevó la escuadra blaugrana, que empató 2-2 en el Parque de los Príncipes y luego selló el pase a semifinales con un empate a un gol. Ese será el camino a seguir para el Barcelona.


El gran favorito de la competición, el Bayern de Múnich de Pep Guardiola, se enfrentará con la ilusión del Oporto de Julen Lopetegui, que vuelve a los cuartos de final después de seis años ausente. Ambos clubes seguro que recordarán la final de 1987 que ganó el Oporto 2-1 con aquel inolvidable gol de tacón de Rabah Madjer. Los alemanes querrán venganza.


Pero tendrán que doblegar al equipo más en forma de Portugal, con nombres atractivos como los de Casemiro, Cristian Tello, Oliver Torres o Jackson Martínez, que intentará dar la sorpresa y dejar fuera de la Liga de Campeones a un equipo que parece intratable y que quiere volver a recuperar el título que ganó hace dos años al Borussia Dortmund en la final.


Los cuartos de final se cierran con un enfrentamiento entre Juventus y Mónaco que, a priori, es favorable al conjunto italiano. El líder de la Liga transalpina ha tenido mucha suerte y se verá las caras ante el club más débil de todos los que estaban dentro del bombo.


El Mónaco ya sorprendió al eliminar al Arsenal en octavos y parece que su presencia en cuartos es un premio para un equipo con muchos jugadores veteranos que darían una gran sorpresa si consiguen pasar la eliminatoria.


Y es que enfrente tendrán al Juventus de Andrea Pirlo, que estará recuperado de una lesión para llegar a tiempo a la cita contra los franceses, y de los españoles Fernando Llorente y Álvaro Morata. También del argentino Carlos Tévez, actualmente en su mejor momento del año y con ganas de hacer un gran papel en un torneo que su equipo no gana desde 1996.







via ESPN Deportes RSS http://ift.tt/1I4Y91x

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada