domingo, 5 de abril de 2015

El Papa celebró la misa de Pascua y pidió por la paz mundial (0 puntos)

5 ABR 2015 | 13:39 Ante una multitud de fieles que le hicieron frente a la lluvia en la plaza San Pedro, Francisco recordó los sangrientos conflictos que tienen lugar alrededor del globo y le pidió a Jesús aliviar los sufrimientos de los cristianos perseguidos, principalmente, en Medio Oriente y África.

El Papa celebró la misa de Pascua y pidió por la paz mundial


En la tradicional misa de Pascuas, el Papa hizo un fuerte pedido y llamado por la paz. Ante una multitud de fieles que se sobrepusieron a la lluvia en la plaza San Pedro, Francisco recordó los sangrientos conflictos que tienen lugar alrededor del globo y le pidió a Jesús aliviar los sufrimientos de los cristianos perseguidos.


En su homilía, el Sumo Pontífice argentino, que ya se refirió en varias oportunidades a una suerte de Tercera Guerra Mundial que se desarrolla por partes, pidió "al Cristo victorioso" que alivie los sufrimientos "de tantos nuestros hermanos perseguidos a causa de su nombre", aludiendo a las masacres de cristianos en Medio Oriente y África.


Además, puso el foco en algunas de las problemáticas actuales y causales de violencia, al referirse a que estamos sometidos “a los traficantes de armas que ganan con la sangre de los hombres y las mujeres, tantas veces aliados con los poderes que deberían defender la paz". Y reclamó que "la comunidad internacional no permanezca inerte frente a la inmensa tragedia humanitaria dentro de estos países y al drama de numerosos refugiaos".


"Demandamos la paz para Libia, para que se detenga el absurdo derroche de sangre en curso y toda bárbara violencia. Para la amada Siria y para Irak, para que cese el fragor de las armas y se restablezca la buena convivencia entre los distintos grupos que componen estos amados países", sostuvo, sin dejar de insistir en una cultura de encuentro y de diálogo y abogó por la "voluntad de pacificación" para Yemen, guerra que escala hacia un enfrentamiento armado regional y que enfrenta de un lado de Arabia Saudita y del a Irán.


Por otro lado, Francisco elogió el acuerdo sobre el programa nuclear entre Irán, EEUU y sus aliados de Europa y la alianza militar atlántica, la OTAN, con el apoyo de Japón: "Con esperanza confiamos en que el Señor misericordioso haga consolidar el acuerdo para que sea un paso definitivo hacia un mundo seguro y fraterno".


Durante la ceremonia religiosa, Bergoglio volvió a evocar la masacre de estudiantes cristianos del Jueves Santo en Garissa, norte de Kenya, por parte de un grupo yihadista somalí. Además de los 150 jóvenes asesinados por su fe en Cristo, se teme que una parte de los desaparecidos haya sido también ultimado por los ultraislámicos.


Francisco se refirió también a la violencia imperante en Nigeria y el sud-Sudan, Sudán y la República del Congo, de la cual son víctimas muchos fieles cristianos. El Papa habló por último a Ucrania, rezando "por cuantos han sufrido la violencia del conflicto en los últimos meses". "Que pueda el país encontrar la paz y la esperanza gracias al empeño de las partes interesadas", dijo. Y pidió "no ceder al orgullo que alimenta violencia y guerras".


Hacia el final, muchos hombres clamó por "paz y libertad" para hombres y mujeres que son sometidos a nuevas y viejas formas de esclavitud por parte de personas y organizaciones criminales. "El anuncio consolante de Jesús: No teman, soy el resurrecto y estaré siempre con ustedes". Lo dirigió especialmente "a los marginados, los presos, los pobres y los emigrantes, que tantas veces son rechazados, maltratados y descartados; a los enfermos y sufrientes, a los niños, especialmente a aquellos que sufren violencia", manifestó.


Para cerrar, y como es tradición, el Papa pidió paz para todos, e impartió la bendición "Urbi et orbi", a la ciudad de Roma y al mundo.







via Taringa.net - �ltimos posts http://ift.tt/1DChZD7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada