sábado, 11 de abril de 2015

Quién fue… William Angus: futbolista y héroe de guerra (0 puntos)

El personaje de este viernes no está aquí tanto por deportista como por un acto que cometió. De hecho, su carrera futbolística no fue nada del otro mundo, más bien muy discreta, pero su nombre es inmortal por haber demostrado una valentía fuera de toda duda. Os traigo la historia de William Angus.

Quién fue… William Angus: futbolista y héroe de guerra

William Angus nació el 28 de febrero de 1888 en Armadale, Escocia. Nada más teminar el colegio empezó a trabajar como minero pero pronto pudo dejar ese empleo para ser futbolista profesional, nada menos que en el Celtic de Glasgow. En el equipo verdiblanco estuvo entre 1912 y 1914, si bien fueron pocas las ocasiones en las que formó parte del equipo titular.

En 1914 fichó por el Wisham Athletic, pero apenas si pudo debutar. Estalló la Primera Guerra Mundial y fue movilizado. Pasó a formar parte del 8º Batallón de Infantería Ligera Highland y fue enviado al frente occidental.


La noche del 11 al 12 de junio de 1915, William Angus y sus compañeros se encontraban en Givenchy-lès-la-Bassée, localidad francesa cerca de la frontera con Bélgica. Su compañía estaba apostada en una trinchera en las afueras del pueblo, a escasos 65 metros de las líneas alemanas. Los británicos decidieron lanzar un ataque para hacer retroceder a los alemanes, pero éstos adivinaron sus intenciones y detonaron una mina que abrió un enorme cráter. Los encargados del ataque tuvieron que volver a la trinchera.angus3


Cuando se hizo el recuento, se dieron cuenta de que faltaba el teniente James Martin. Este Martin era de Carluke, la localidad escocesa en la que William Angus se crió. Ambos fueron al colegio juntos y se conocían desde niños. Cuando amanecía aquel 12 de junio, los soldados escoceses vieron el cuerpo de James Martin entre su trinchera y la enemiga, aún vivo, pues aunque estaba tumbado, se movía. El cabo Angus se ofreció a acudir a rescatarlo, pero sus superiores se lo prohibieron. Angus explicó entonces que el teniente Martin era de su pueblo y lo conocía desde la infancia. Sus peticiones fueron rechazadas hasta que el brigradier general Lawford, al mando, llegó al lugar donde estaban y autorizó la misión. Lawford advirtió a Angus: hacía frente a una muerte casi segura. El joven futbolista respondió que poco importaba si era ese día u otro.

guerra

A Angus le ataron una cuerda a la cintura, para poder tirar de él y rescatarlo si moría o era herido gravemente. Arrastrándose por el suelo, pudo llegar sin ser visto hasta la posición del teniente Martin. Lo primero que hizo fue quitarse la cuerda y atársela al propio Martin. Le dio de beber brandy y se preparó para incorporarlo y regresar a la trinchera. Cuando se irguieron, los alemanes se dieron cuenta y comenzó un bombardeo sobre la posición de ambos escoceses, que cayeron varias veces al suelo. Cuando estaban cerca de la posición de su regimiento, Angus hizo señales para que tiraran de la cuerda y rescataran a Martin, lo que ocurrió satisfactoriamente. Pero a Angus le quedaban aún varios metros que recorrer, bajo intenso fuego enemigo. Finalmente, llegó a su trinchera y, gravemente herido, se desmayó.


Ya en el hospital de Boulogne-sur-mer se comprobó que el cabo William Angus sufría más de 40 heridas de bala y de metralla, que había perdido el ojo izquierdo y parte del pie derecho. Logró sobrevivir, tras dos meses en el hospital y antes de ser eviado a casa, supo que le concedían la Cruz Victoria, la más alta condecoración que se entrega en Gran Bretaña a soldados que hayan desempeñado con especial valor en combate.angus2


Una vez en Londres, el 30 de agosto de 1915, el rey Jorge V le entregó en el Palacio de Buckingham la Cruz Victoria, siendo el primer escocés en conseguirlo. El monarca, impresionado por la hazaña de Angus, insistió en que el padre del exfutbolista acompañara a su hijo en el momento de la entrega de la condecoración.

heroes

De vuelta en Escocia, fue nombrado presidente del Carluke Rovers FC, el club de su pueblo, ocupando el cargo hasta su muerte, el 14 de junio de 1959, a los 71 años de edad. Curiosamente, dos días después del aniversario de su hazaña.


Supongo que os interesará saber que todos los 12 de junio tras los sucesos de Givenchy, el teniente James Martin enviaba a William Angus con un mensaje: “Felicidades en el día 12″. Incluso tras la muerte de Martin, siguió recibiéndolo, ya que el hermano del teniente siguió con la tradición. El último de los telegramas lo recibió Angus en su lecho de muerte, ya en el hospital.


Su medalla está en el Museo Nacional de la Guerra de Escocia, en el Castillo de Edimburgo, mientras que los restos de William Angus reposan en el cementerio de Wilton, en Carluke.


Que pasén un buen fin de semana.







via Taringa.net - �ltimos posts http://ift.tt/1OniC5f

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada