viernes, 27 de marzo de 2015

Baja médica de copiloto era por tratamiento psiquiátrico, aseguran



Andreas Lubitz, el copiloto que presuntamente estrelló de forma deliberada el avión de Germanwings, estaba de baja médica y en tratamiento psiquiátrico desde hacía tiempo, según informan medios alemanes.


Entre los documentos hallados en los registros efectuados ayer en sus domicilios se encontró una baja médica emitida por un neurólogo y psiquiatra, informa la edición digital del diario "Süddeutsche Zeitung".


Según ese medio, Lubitz se había sometido durante bastante tiempo a varios tratamientos psiquiátricos, a cargo de distintos médicos, el último de los cuales le había emitido la baja que, según informó previamente la fiscalía de Düsseldorf, el copiloto había roto y presumiblemente ocultado a su empleador.


El diario berlinés "Der Tagesspiegel" informa, por su parte, de que Lubitz, de 27 años, había seguido un tratamiento por depresión en la Clínica Universitaria de Düsseldorf.


En un comunicado, ese centro médico aclaró que efectivamente Lubitz había sido atendido ahí y que su última visita de produjo el día 10 de marzo.


Calificó no obstante de "incorrecto" que fuera para un tratamiento por depresión e indicó que había sido para contrastar diagnósticos, sin dar más detalles.


La clínica se amparó en el precepto de la confidencialidad médica, que impide concretar esos extremos, aunque señaló que ha trasladado la información pertinente a la fiscalía de Düsseldorf.


Hoy mismo la fiscalía de esa ciudad de Renania del Norte-Westfalia informó del hallazgo en uno de los domicilios registrados ayer de Lubitz de distintos documentos médicos, incluida una baja rota vigente el día de la catástrofe.


Fuentes de la fiscalía negaron que en esos registros se hubiera encontrado una carta de despedida "ni indicios que apunten a un trasfondo político o religioso" para su proceder.


Hasta ahora se sabía que el copiloto de Germanwings había interrumpido durante unos meses, en 2009, su formación en el centro profesional de Lufthansa.


El presidente de aerolínea, Carsten Spohr, informó ayer de la interrupción de ese periodo de formación, pero rehuyó concretar a qué se debió, ateniéndose a que está bajo la prerrogativa de la confidencialidad médica.


El copiloto causante de la tragedia en el vuelo 4U9525, procedente de Barcelona y con destino Düsseldorf y que llevaba 150 personas a bordo, empezó su aprendizaje a los 14 años en un club de aviación local e ingresó en la escuela de Bremen de Lufthansa en 2007.


En 2009 se produjo la interrupción por unos meses de la formación, que reanudó con posterioridad hasta ingresar en Germanwings, filial de bajo coste de Lufthansa, en 2013.


Spohr insistió ayer en que, tanto al ingresar en la escuela como al reanudar y completar su instrucción, Lubitz pasó los más rigurosos exámenes, físicos y mentales.







via Internacional, El Siglo de Torreón http://ift.tt/1MbZPMx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada