lunes, 20 de abril de 2015

Barras de Boca, trasladados a penal de máxima seguridad de Uruguay

Actualizado hoy hace 3 minutos

DYN

MONTEVIDEO -- Dos hinchas de Boca Juniors, detenidos en el estadio Centenario durante el partido revancha con Montevideo Wanderers, el pasado 9 de abril por la Copa Libertadores, fueron trasladados a un penal de máxima seguridad en Uruguay, procesados por el delito excarcelable de violencia privada.

Bernardo Ismael Navarro, de 30 años, y Sergio Darío Ugazio, de 50, permanecen privados de su libertad desde el día del partido cuando se involucraron en un incidente menor en la tribuna Colombes que ocupaba la parcialidad "xeneize".

Tras recibir una agresión con proyectiles por parte de los hinchas uruguayos, desde una de las gradas contiguas, Navarro respondió con lanzamiento de una lata de gaseosa vacía y el hijo de Ugazio, un menor de edad que lo acompañó en el viaje, hizo lo propio con el envío de un encendedor al vacío.

La policía presente en el lugar aprehendió a los dos jóvenes y también a Sergio Ugazio, que intentó evitar que se llevaran a su hijo de la cancha. Tras pasar la noche en una comisaría, liberaron al menor y los otros dos hinchas de Boca fueron procesados con prisión preventiva y trasladados a la cárcel central de Montevideo, donde permanecieron hasta antes de ser derivados a un penal de máxima seguridad.

"Es una situación desesperante la que le toca vivir a Bernardo y a Sergio. Hasta el jueves pasado estuvieron incomunicados y sin opción de elegir entre una representación legal de oficio o privada", comentó Mabel, la madre de Navarro, en diálogo con Télam.

"Esteban, mi otro hijo, viajó a Uruguay y pudo verlo antes que lo trasladaran. Bernardo le dijo que físicamente estaba bien pero anímicamente muy afectado. Ellos no hicieron nada grave, el delito que le imputan es excarceble y llevan once días presos", comentó.

La causa la investiga la jueza Blanca Riero y la defensa quedó a cargo de un estudio jurídico de Montevideo. Vallejo es perito clasificador de granos y técnico agropecuario, empleado en la firma multinacional KWS, con sede en Pergamino, su ciudad natal.

Sin vínculos con la barra brava ni antecedentes penales, sigue al "xeneize" desde los 18 años y habitualmente lo hace con un grupo de "Banfield es de Boca", una peña homologada por el club.

Ugazio, por su parte, es padre de cuatro hijos y padece diabetes con dependencia de insulina, cuya medicación no consume desde el día que fue detenido. El viaje a Uruguay lo hizo en los micros del grupo de la localidad bonaerense de Merlo.



via ESPN Deportes RSS http://ift.tt/1GbOgyW

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada