miércoles, 8 de abril de 2015

Familiares de víctimas de avionazo se indemnizarán según su nacionalidad



A pesar de que las 149 víctimas del avionazo de Germanwings, ocurrido en los Alpes franceses el pasado 24 de marzo, compartieron el mismo trágico destino, sus familias podrían recibir indemnizaciones muy diferentes.


Se espera que haya diferencias significativas entre las cuantías que recibirán los allegados de las víctimas. El factor decisivo a la hora de otorgar las indemnizaciones es la nacionalidad de la persona fallecida.


Además del origen de los pasajeros del Airbus A320 de Germanwings, también influirán en los importes, entre otros factores, hacia dónde se dirigían.


“La injusticia es compensada a través del dinero, no a través de disculpas o de acuerdos de carácter privado. Se trata de dinero para aliviar la injusticia”, dijo a la televisión pública local el abogado estadounidense Kenneth Feinberg, quien administró el Fondo de las víctimas de los ataques del 11 de septiembre de 2001.


Los familiares de las víctimas procedentes de Estados Unidos cobran por regla general mayores indemnizaciones que los pasajeros fallecidos originarios de Europa.


“Alguien que perdió a su hijo, por ejemplo, en Alemania cobraría alrededor de 450 mil euros (unos 489 mil dólares) mientras que una familia estadounidense recibiría por una pérdida similar entre 5.5 y nueve millones de euros (entre seis y 10 millones de dólares)”, aclara el abogado Mike Danko, quien representó a víctimas del accidente del Concorde.


Según aclaró, esa diferencia de cuantías entre las diferentes nacionalidades tiene su origen en el sistema social de los respectivos países.


En este sentido, dijo, en Estados Unidos la pérdida de un miembro de la familia puede conducir también a la quiebra financiera.


“En otros países como Francia, por ejemplo, existe un sistema social fuerte. La pérdida de ingresos, a diferencia de Estados Unidos, puede ser sustituida a través del sistema social, por eso existe una menor necesidad de otorgar indemnizaciones tal altas”, precisó.


Feinberg, que gestionó el Fondo de víctimas del 11-S, aseguró que no se trata solo de dinero. “También es importante que los familiares puedan expresar su dolor y su pérdida y que tengan la sensación de formar parte de ello”, concluyó.


La caída del Airbus A320 de Germanwings, que cubría la ruta de Barcelona a Düsseldorf, dejó un saldo de 150 muertos, entre los cuales figuran ciudadanos de Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, España, Reino Unido, Colombia, México y Holanda.


De acuerdo con los más recientes reportes, siguen sin aclararse aspectos de Andreas Lubitz, el copiloto que presuntamente estrelló la aeronave y provocó la muerte de las 149 personas.







via Internacional, El Siglo de Torreón http://ift.tt/1H50yuw

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada